Reflejo pervertido.

A las afueras del metro Observatorio me encuentro en la banqueta con comerciantes, un curioso objeto me llamo la atención, yo solo imagine que era basura que tiraron, pero ya que me acerco veo que es un espejo inclinado y cuyo reflejo va en dirección al vendedor.
Estaba a nada de patearlo.

Anuncios

Futbol con una ojiva

El fin de semana pasado me fui al panteón, donde se centraba un grupo de esqueletos que me invitaron a jugar americano y ellos encontraron un balón peculiar, yo no dije nada, hasta pasar al portal dimensional.
Ya en la plática uno de ellos me comento que lo encontraron en una de las tumbas, que el fallecido la tenia como almohada y pedí que me lo pasaran; y al poco tiempo me di cuenta que en mis manos tenía una ojiva nuclear, acto seguido dude y me detuve pero después dije, como seria terminara el juego.
Nunca regresamos después del 2 cuarto.

Cerebros al aire

En este mundo, las personas nacen con el Hueso parietal sensible y al crecer, este se desprende, desde aquel dia, los adultos equilibramos nuestra cabeza para que no se caiga nuestro cerebro, ya sea por movimientos bruscos o leves el cerebro se resbala.

Podemos vivir sin cerebros, pero aquellas personas que lo pierden no pueden recordar nada que hayan hecho en su vida y es por eso que en este video blog te detallo cual ha sido tu y nuestra vida en 10 minutos, añade diez segundos cada día por favor, eso te ayudara a ponértenos al día.

No pierdas mas el tiempo y vive esta vida como si fuera el último,  sal de aquí y disfrútalo.

P.D-. Si preguntas por tu cerebro, se lo comió una Cabra.

Nuestra noche de jazz

Aquella fue la noche en la que estábamos muriendo, nuestros cuerpos se estaban descarapelando, pero mi mano junto a la tuya me mantenía tranquilo.   En nuestro cuarto día juntos seguías comiendo mi carne, pero a ti ya no te quedaba más que una pierna y el torso y yo feliz de seguir viendo tu sonrisa.

Recuerdo que pasamos por un túnel de fuego, sangre y un mar de agonía y sufrimiento, después de aquello nosotros en el suelo, tu con un saxofón y yo mi trompeta estaban en nuestras manos, un traje y un vestido cubrían nuestros huesos.

Nos dijeron que podemos movernos libremente por los infiernos y Caronte nos pasara a cada infierno por cada canción inédita que le compongamos.

Es así como comenzó nuestro viaje, hoy llevamos cuatro años y hemos dado locura en cuatro infiernos, poco a poco recuperamos la vida, será raro volver, pero todo sea para volver a ver a nuestro pequeño crecer.

El peso de las Escaleras.

En la tarde, al cruzar el puente de la Segunda Sección de Chapultepec me encuentro con un momento curioso, una señora de 150Kg mas o menos, quien iba acompañada de sus hijos, uno adelante y otro atrás.

En la escalera “5” la señora se encontraba dejando los pulmones, estaba tan roja y su cara reflejaba agotamiento, pero sus hijos le daban ánimos,  y no se detuvo en ningún momento hasta llegar a lo más alto.

Eso es corazón, orgullo y coraje.

Accidente en el mercado.

De camino al mercado para comprar pollo, veo tres  hermanos con su perrito, sus edades estaban alrededor de los 10 años y sucede un hecho curioso con el segundo hermano quien lleva al perro con una correa, el perro se detiene él lo observa con detenimiento y yo también… el perro levanto su patita y se orino en una caja de uno de los locales, veo y hago el sonido con la boca: “ssssss”, me mira la hermana mayor y hacemos una cara de preocupación; giro con prisa y ellos siguen mi ejemplo. Nadie vio el desastre.

Días y Días Buenos

A pesar de las miles de cosas que nos ocurren durante el transcurso de nuestra vida, se ha llamado a ciertos días como “días buenos” y “días malos”, debe de pensarse en que son solo días; en ellos puede ocurrirnos hechos buenos, de suerte, malos o de mala suerte, durante todo su transcurso y por una pequeña mancha en el lienzo, podemos recuperarlo y hacerlo memorable.
Todo depende de cómo nos tomemos los problemas y ocurrirán estemos o no estemos presentes; lo importante es cómo actuar ante los problemas y accionar sobre ellos cuando los tengamos presentes.
Un día es un día.